sábado, 18 de octubre de 2014

Y hoy...

Y hoy si te veo no me saludas. No te saludo. 

Y hoy no te quiero. Hoy te odio. 

Y hoy ya no me pareces guapa. ¿Cómo pude fijarme en ti? 

Y hoy olvidé todo eso que me enamoró de ti. Aunque bueno, realmente creo que nunca lo estuve. 

Y hoy no eres nadie para mí. Ni un amiga, ni nada. 

Y hoy cuando me hablan de ti me sumo a la indiferencia o si aún no lo he superado, te critico hasta quedarme sin más argumento que insultos vacíos de lógica. 

Hoy ya no guardo tus fotos. O sí. Eso nunca lo sabrás.


viernes, 3 de octubre de 2014

Cuando no este...

¿Qué pasara cuando no esté yo en este mundo? Cuando la muerte llegue a mi vida y pase el llamado túnel de luz hacia la otra vida ¿Que pasara cuando deje de oír tu voz, de ver y oler tu cuerpo?

Sólo espero no dejar de amarte. Pues un día prometí que te amaría por siempre. Y un "por siempre" no debe acabarse con la muerte.

viernes, 12 de septiembre de 2014

Vale la pena...

Vale la pena atreverse a amar, a sentir, a vivir, a sufrir, a dejar de lado la perfección de la vida hasta la sensatez por un poco de locura, viviendo cada segundo de las decisiones correctas o erradas y jamás arrepentirte de lo que hiciste con amor y firme convicción, aunque el resultado no haya sido lo que esperabas..

lunes, 8 de septiembre de 2014

Tengo...

Tengo tanto miedo; de ti y de mi, de lo que pueda suceder. De que sin quererlo nos comencemos a necesitar mas, de que no nos dejemos de pensar, de que los juegos y el erotismo se salgan de lugar... 

Y de que el amor y la ilusión nos hagan llorar...

domingo, 17 de agosto de 2014

Y le volví a ver...

Mientras estuve en Canarias en mi ultimo viaje, muchas cosas ocurrieron y entre ellas sucedió algo imprevisto. No tenia planeado lo que ocurrió.

Días antes de mi viaje, estaba comprando los detalles que quería llevar, pasando por una estantería los ojos me llevaron a ellos, los chocolates que tanto le gustaban a ella. Nunca pensé en volverla a ver, solo pensé en llevarlos y dejárselos en la puerta, sin decir nada, que cuando ella los viera supiera que había estado allí.

Pase por la puerta de entrada de su edificio, me detuve y espere a que alguien abriera, pero no, nadie salia. Pasaban los minutos y nada, hasta después de dos horas, me canse de esperar, me estaba derritiendo del calor junto a los chocolates.

Tenia su numero, su viejo numero, ya habían pasado dos años desde la ultima vez, y procedí a marcarlo contestando ella...

Le dije que estaba allí cerca y que solo quería entregarle un obsequio, que solo me abriera la puerta del portal, y que no abriera la puerta de su apartamento hasta que me fuera. No venia a pedirle nada, y menos una oportunidad ni una explicación, solo dejarle un obsequio en su puerta.

Subí las escaleras y cuando iba a doblarme, la puerta se abrio y era ella, ella tal y como la recordaban mis ojos, me quede mudo, sin palabras al verla allí hasta que ella me dijo "hola".

Le entregue los chocolates y solo le dije que eran para ella, pues me acorde de ella cuando los vi en aquella estantería. Mi corazón estaba a mil cuando su mano rozo mi mano para tomar el obsequio que le traía.

Volvió a hipnotizarme su cara, su pelo, sus ojos y sus labios, dije adiós y me dirigí a la escalera, empece a dar pasos hacia abajo lentamente, tenia ganas de regresar y abrazarle, de besarle, de no soltarle nunca, mientras oía la puerta cerrarse tras de mi.

Y le volví a ver, le volví a soñar y le volví a dejar atrás...


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...