sábado, 29 de abril de 2017

Disfrutando de la soledad...

He aprendido en estos meses a disfrutar como nunca de la soledad y ha empezar a sentirme muy a gusto conmigo mismo.

Después de lo que he pasado, y del camino que me ha tocado caminar, tratando de huir de los recuerdos de la persona que le entregue mi corazón y lo que hizo fue destrozarlo con mentiras e infidelidad.  

Ya no necesito huir de esos recuerdos y de esa ingrata, pues he superado mis conflictos internos y las heridas están sanadas. 

Lo importante es lo que haga ahora: y no he de retroceder ni para coger impulso. Y no tendré miedo mas de lo pasado y menos del futuro que he de caminar.


miércoles, 29 de marzo de 2017

Aquella ardilla negra...

Hace unos días, mientras hablaba con una compañera de trabajo, me recordé de aquella mañana cuando fui "Atacado" por una ardilla de color negro.

Aun recuerdo, esto sucedio hace unos 5 a 6 años. Salia del trabajo en Walmart de Orange City, Florida, y me dirigia a mi apartamento en Deland. Cuando de pronto veo algo negro corriendo hacia mi carro. 

Estaba conduciendo por una carretera terciaria, tomando una atajo, el cual normalmente usaba en las mañanas para evitar el trafico.

Pues veo a esta ardilla corriendo hacia el carro, de una manera alocada, yo disminuyo la velocidad y brinca sobre el carro y se agarra no se como al parabrisas. Mirándome como queriendo morderme...

Yo detuve el carro como pude, y ella se quedaba mirándome, hasta que pronto salto y continuo su camino.

Aun no se que pudo pasarle, pero lo que pienso es que otro carro similar al mio por poco le pasa por encima y quiso desquitarse, o a lo mejor necesitaba un aventon... 


jejej, cosas que me pasan...




sábado, 25 de marzo de 2017

No te merece...

Es obvio que cuando un amor termina uno extraña mucho a esa persona. Eso es normal, y con el tiempo pasa. 

Extrañar no implica que tienes que volver. ¿Para qué insistir en el error? 

Quizás aún le amas, pero ella o él no es lo que pensabas. No quiere lo mismo que tú. Quiere vivir su vida sin compartirla contigo. 

Y el límite para un mal amor es la dignidad. Porque si no te ama no te merece...



Pues ya ha muerto...

Me sacaste de tu vida y sabes, eso es bueno, pero duele y duele mucho. ¿Por qué me tuve que enamorar de ti?

Me siento tan impotente porque sé que te perdí y no puedo hacer nada, sólo mostrarme indiferente contigo, pero creo que eso no te importa. Yo estoy que muero por dentro y tengo que disimular ante toda esta gente que todo esta bien.

Sé que no debo sentir nada por ti, porque tú no me correspondes, porque solo me viste como un pasatiempo en tu vida y me da coraje porque en verdad no merezco esto...

Me duele terminar así contigo, yo quería que fuéramos amigos, pero ya veo que ni a eso vamos a poder llegar. Solo quiero que sepas una cosa: te quiero tanto, que jamás pensaría en nada que te perjudicara. Te lo juro.

Y como te lo he dicho, yo siempre voy a estar ahí si me necesitas.

En verdad siento mucho todo esto, siento mucho que no hayas valorado todo lo que hice y he hecho por ti.

Ojalá que me guardes aunque sea en un pedacito de tu corazón y si llegas a salir con alguien, que seas muy feliz y que yo no me entere porque sufriría mucho. Tengo que aceptar que este capítulo de mi vida terminó y debo decir adiós.

Te quiero como jamás he querido a nadie. Eres mi más bella ilusión; pero desafortunadamente esta muriendo. 

Solo pido fuerzas para soportar todo esto... Pues ya ha muerto mi amor por ti...




Ya no existe...

Sé que no será fácil, ya que no se olvida lo querido, no se puede cerrar los ojos esperando luego, no ver el cielo, no se puede girar de pronto y evitar no encontrarte, es que te fuiste tan de prisa que no me diste tiempo, a decirte que te tomes un momento  para enseñarme a olvidarte de la misma forma que me enseñaste a amarte.

Me duraste un suspiro, fue solo un momento, así como el instante en  que cambian los segundos.

Yo por mi parte, guardaré  los besos que dejaste en el umbral de mis labios, veré pasar los años a través de tus ojos, cual dos luceros en el alba, amanecer que nos sorprendió abrazados en un mar de besos apasionados y enamorados.

Tú, quizás algún día me busques nuevamente, tal vez sea tarde,  quizás ya no haya tiempo, porque tirano como es, pasa...

¡Y aunque lo desees con toda el alma, ya no existe! .

Mi amor por ti, ya no existe...




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...