viernes, 28 de diciembre de 2012

Cafe, agua y leche...


Muchas mañanas suelo prepararme un café. Procedo a poner la harina de café con el agua y cuando esta listo le añado la leche y el azúcar.  Esta mañana "me supo", como se dice en canarias, o sea, estaba riquísimo, ya que hoy las temperaturas estaban a 35ºF (1.7ºC).

Poco a poco me lo fui saboreando y tomando, hasta que me quede con menos de la mitad, así que regrese a la cocina por un poco mas de leche, ya que no quería preparar mas café. Le agregue mas leche a mi taza, lo tome y ya no era lo mismo, no sabia como al principio, ya el sabor a café se había diluido. Trate de "arreglarlo " le puse un poco mas de azúcar pero aunque era parecido ya no era lo mismo.

Así es el amor, como una taza de café y agua con leche y azucar. El café es como el amor que hay entre un hombre y una mujer. El azúcar, la dulzura con la que se hablan. El agua caliente la actitud de uno y la leche fría, la del otro.

Todo eso mezclado nos dará el "sabor" característico de la relación, que dependerá de cuanto se le agregue de cada ingrediente. Puede ser excelente; pero todo eso se va agotando conforme los sorbos que le das. Se le echara mas agua o mas leche y el sabor ira cambiando, que es cuando cada uno de la pareja pone mas o menos de su parte para que la relación funcione.

Puede que la cantidad de ingredientes sea la perfecta pero cuando uno de los dos trata de imponerse al otro, veremos que el café cambiara su agradable sabor y se "aguara" la relación  poniéndose insípida e incapaz de ser tomado.

Pero tu taza de café, caliente, deliciosa, que perfuma con su olor cada amanecer, o quizás  cada medio día o tarde, debe prepararse con la justa cantidad y con amor y cariño. Tomándose el tiempo, marcando cada segundo, como el reloj mueve su segundero, sin prisas, con calma, luego tomándose el tiempo para tomarla con las manos y llevarla a la boca y saborear cada gota.

Así debería ser el amor en la pareja, pero, solo es una ilusión y un sueño, pues esa taza de café se me enfría en las manos, y se me acaba en el tiempo.

O se nos termina cayendo, quebrando la taza y perdiéndose el café llegando a ensuciar todo lo que nos rodea. O quizás quedándonos sin leche y sin azúcar, solo quedando el café negro y sin azúcar, así como es ahora mi vida.




viernes, 21 de diciembre de 2012

Caminos...


La vida nos hace caminar por caminos que nos llevan a fracasos, victorias y desaciertos. Caminos que nos llevan por sentimientos impensables, sonrisas falsas y perdidas, momentos únicos que no se repetirán y algunos que queras olvidar, que marcan, como una cámara cuando dispara el flash, ese segundo, ese parpadeo, ese destello de luz, momentos de felicidad, que no faltaba nada para estar feliz.

Todo gira en esos minutos, en esos momentos, que estarán grabados en tu corazón toda la vida. Momentos que tomaste decisiones, cambiaste rumbo, en ese momento que dejaste todo por ser feliz, que seguiste tu corazón. 

Pensar en los tesoros y las hojarascas encontradas en el camino, y cargar solamente con las cosas buenas, las malas dejarlas atrás y solo mirar para ver como desaparecen con el atardecer de la vida. Levantarte del dolor, del sufrimiento, no rendirte, no parar, no retroceder, nadie dijo que iba a ser fácil sino que iba a valer la pena.

Vivir la riqueza de los momentos, disfrutar del camino mirando con optimismo el destino.

Vivir los momentos con el corazón, triunfos y naufragios,  te harán sabio para disfrutar la vida. Buscar la libertad que te da amar, instantes de felicidad, en busca de corazones buenos, miradas sencillas, abrazos y besos sinceros.

Elegir amigos, recuerdos, momentos y vivencias que te ayudaran en el recorrido de tu viaje. Decidir ser feliz y con quien, cargar sólo con las cosas que te causen sonreír y desechar las que te hagan llorar o entristecer la mirada. Aprender a caminar oliendo las flores del camino y disfrutando del cantar de los pájaros. Y bailar suavemente el vals del amor sin prisas, sin tiempo, como si nunca se fuera acabar y disfrutar como si fuera el ultimo segundo de vida...



domingo, 9 de diciembre de 2012

Lagrimita...


Érase una vez una lagrimita, que todos los días durante mucho tiempo hacía el mismo recorrido: Se deslizaba por la mejilla del rostro de  alguien que de alguna forma necesitaba que su tristeza desapareciera.

La lagrimita se cansó de deslizarse una y otra vez y de acabar en un pañuelo de papel, así que un día decidió huir de aquella rutina, y tomó rumbo al mar.

Cuando llegó no estaba sola, se encontró a muchas lagrimitas que como ella, habían decidido acabar con esa tristeza y todas ellas se fundieron en el mar y se sintieron libres y acompañadas y fueron felices para siempre...


Moraleja: Cuando te encuentres triste y sol@, siempre habrá alguien en algún lugar que se sienta igual que tú y las tristezas compartidas, se tornan en sonrisas y en felicidad


Porque...

¿Por qué a mí? Cada mañana la misma pregunta... ¿Por qué nos pasan cosas malas a la gente que trata de no hacerle mal a nadie, mientras que los que hacen mal todo les sale bien? 

Me gustaría que alguien me lo explicara o que cuando amaneciera llegara las respuestas a todas mis necesidades, pero hasta ahora, nunca llega.

Sólo queda esperar, aunque la espera se me hace larga y me canso de no ver respuestas. Aunque sé que que cosas muy buenas han de llegar a mi vida, que ya vendrán. Si algo he aprendido en este doloroso trayecto que me ha tocado vivir, es que cuando la tristeza es larga, la felicidad es eterna.

Sé que el triunfo llegara y he de alcanzar todos y cada uno de mis anhelos, tratare de no rendirme, de no detenerme, haré de mi vida un sueño, y de mi sueño una realidad.


miércoles, 5 de diciembre de 2012

Lo que siento...


Quisiera poder decir, gritar todo lo que siento, hablar todo aquello que me guardo y que me callo. Decir y hacer sin temor a nada ni nadie, ser completamente yo. Libre de no guardar cosas, que por no herir no se dicen.

Hacer lo que pienso que me hará feliz, sin pensar en los demás ni en las consecuencias. Ser yo y solo yo.

Volver a no tenerle miedo a los cambios. Tener toda le fe en Dios y tenerme confianza nuevamente. No pensar en caerme ni en lo que los demás digan o piensen. No temer a fallar, enfrentar el camino y volver a ser feliz sabiendo que al menos lo he intentado.

Sentir esa libertad de no tener miedo, de hacer lo que me gusta, de volver a vivir.

Perdí mucho cuando uní mi vida a una persona egocéntrica que no sabia lo que era amar, pero lo peor que perdí fue la confianza en mi mismo. 

¿Debo hacer lo que mi corazón me dice o lo que la razón me dicta? Ya es tiempo de volver a ser yo, aquel que nunca le tuvo miedo a hacer lo que quería, que enfrentaba todo y a todos sin miedo, el que se ponía metas y las cumplía.

Volveré a renacer de mis cenizas como ave fénix, tomare mi armadura y mi caballo, comenzare un camino nuevo y luchare con los gigantes, pero lo mejor de todo es que esta vez, derrotare mis miedos.


Angel sin alas...


Hace mucho tiempo en el cielo un ángel miraba la tierra con cierta cólera y burla. Sus ojos miraban un mundo al cual él no le hallaba ningún sentido, es más los humanos le parecían tan poca cosa. Seres que no sabían amar, de pronto sin darse cuenta sus pensamientos fueron en voz alta. Y dijo: 

"Pobres humanos sus torpes cabezas confunden todo con el amor, para ellos todo es sufrimiento."

"No conocen nada del amor, mucho menos de lo que significa, dolor o pena. Estas personas ignorantes jamás sabrán lo que es el amor. No puedo entender como Dios creó tanta imperfección.

Dios que todo lo oye, al escuchar lo que el ángel había dicho sintió mucha pena, entonces acercándose le dijo: 

"Ángel mío ¿por qué tanta cólera?, ¿acaso crees que es fácil para ellos vivir de la forma en que viven en ese mundo?, tú mi ángel lo tienes todo aquí no hay hambre, enfermedad, muerte…"

"Sé que ellos tienen mucho que aprender, pero es parte de ser mejores de estar algún día en tu lugar, pero eso no los hace insignificantes, ¿por qué tanto desprecio para con mis pequeños hijos y por qué tanta cólera de tu parte? ángel mío debes aprender una lección y por eso te enviaré a la tierra como un ser humano y pasarás por todas las cosas que ellos pasan, serás uno más entre ellos."

Entonces Dios envió al ángel a la Tierra y mientras bajaba sus alas desaparecieron. 

El ángel nació en una familia de recursos regulares, sus padres eran personas responsables, amorosas que cuidaron muy bien de él.

Muchas veces llegaban tan cansados que ni siquiera probaban bocado, el poco tiempo que les quedaba se lo dedicaban al ángel a pesar del cansancio. Entonces el ángel conoció el amor más tierno e importante: el amor de los padres y el de los hijos para con ellos.

Conforme creció, el ángel iba conociendo muchas cosas del mundo y entonces la familia se agrandó pues llegaron hermanitos. Para entonces la situación era muy difícil la familia había crecido y el dinero no alcanzaba, entonces les tocaba comer lo que alcanzaba y había. Pero todo con amor parecía alcanzar y todos se cuidaban y compartían, entonces el ángel también conoció el amor fraternal. Así paso el tiempo, el ángel creció. Tuvo que trabajar y ganar su dinero, se dio cuenta que la vida a veces era dura, pero que también tenía su recompensa.

Así conoció una joven y se enamoró se casaron y tuvo hijos, entonces conoció otra parte del amor, que estaba llena de responsabilidad, sacrificio y que era un amor sumamente fuerte: el amor a sus hijos.

El ángel a lo largo de su vida tuvo momentos de felicidad, tristeza, dolor, pero todos esos momentos compensaban el tener en sus brazos a sus hijos.

De pronto el ángel se empezó a sentir mal y enfermó, tenía dolores muy fuertes y no sabía por qué. Entonces lo llevaron al médico y le dijo que tenía que hacerse un trasplante de riñón. El ángel sufría día tras día cada dolor de su enfermedad, pero como había hecho muchos amigos todos querían donarle el riñón y se sometieron a los exámenes para ver si eran compatibles. 

Así cada uno de sus amigos fue posible donador, entonces el Ángel se dio cuenta de que los humanos eran muy buenos y nobles y que también ellos sabían amar.

Pero a pesar de toda la voluntad y ganas que tenían ellos de ayudar ninguno de ellos eran compatibles para donar, entonces los dolores eran cada vez más fuertes, pero sus amigos siempre estaban allí para darle fuerza y apoyo. Cada noche se turnaban para cuidarlo, el ángel miraba a cada uno de ellos con mucha ternura y gratitud. Sabía que muchas veces se agotaban y cansaban, pero que jamás de los jamases se lo demostraban y no declinaban en las ganas de encontrar un donante.

Entonces el ángel se quedó en silencio como si quisiera escuchar sus latidos, como si quisiera escuchar su interior, cada parte de su ser y luego muy lentamente abrió sus ojos y ellos parecían traspasar el techo de aquel hospital. Entonces miró el cielo, un cielo azul, era el cielo más hermoso que jamás había visto. Miró a su alrededor y vio a esos seres como nunca antes los había mirado, y cerrando sus pequeños ojos imaginó el sol y la tierra, los árboles y demás, entonces dijo:

"Maravillas has hecho mi Señor y nunca antes pude contemplarlas con tanta majestuosidad, ¡cuán sabio eres oh mi Señor!, pues estos seres que miré con arrogancia, fueron leales me dieron amor, cuidado y también mucha fuerza, cuando quise flaquear aprendí mucho, yo que creía saberlo todo, aprendí que hay tantas formas de amar."

Entonces Dios le dijo:

"Mi querido ángel ha llegado el momento de partir tu lección ha terminado."

Y el ángel con lágrimas en los ojos le dijo: 

"Mis padres, mis hijos y mi esposa algún día cuando llegue el momento estarán con nosotros en el cielo.

Dios le contestó:

"No te preocupes ángel mío..."

"Pero Señor como poder volver no tengo mis alas."

Y Dios le contestó: 

"Tus alas crecían con cada lágrima que derramaste, con cada lección que aprendiste, mírate ya las tienes, están nuevamente contigo..."

"Entonces Señor permíteme despedirme de mis familiares y amigos."

"Ya lo hiciste hijo mío, no hay tiempo para más." - le contestó Dios.

Y el ángel se levantó, extendió sus alas y voló hacia el cielo azul, donde lo esperaban miles de ángeles, pero no sin antes mirar esa hermosa tierra verde, ese maravilloso mundo que le enseñó que cada ser humano tiene un ángel dentro, que sólo hay que dejar que ese ángel salga, que llegue el momento y que sus alas crezcan, para poder volar aquel maravilloso cielo azul y estar junto a nuestro Creador. 

¿Qué esperas para dejar salir ese ángel, y que tus alas estén lo suficientemente grandes para volar al lado de nuestro Padre?

Anonimo



jueves, 29 de noviembre de 2012

Tren de Chocolate...


Bruselas-

La exhibición en la estación de Midi de Bruselas de un tren esculpido en chocolate de 34,5 metros de longitud y 1.285 kilos de peso ha inaugurado hoy una semana dedicada al chocolate belga, uno de los principales reclamos de la gastronomía del país.

Han hecho falta cerca de 800 horas de trabajo para elaborar el apetitoso vehículo, que permanecerá expuesto hasta el 25 de noviembre en la principal estación de la capital belga, en el marco de la celebración en 2012 del año de la gastronomía "Brusselicious".


Junto al tren, un piano de cola recubierto de chocolate hará las delicias de los viajeros y curiosos que se acerquen a la estación, donde cada día sonarán las melodías interpretadas por distintos pianistas.

Está previsto que después de pasar por la estación de Midi los vagones del tren sean separados y trasladados a distintos museos del país.

Las dos esculturas son obra del artista maltés Andrew Farrugia, que asegura que aunque en la última década ha realizado numerosas esculturas a partir de alimentos, su verdadera pasión es diseñar a partir de chocolate.

Visitas a los talleres de los mejores chocolateros de la ciudad, itinerarios por las zonas donde degustar el chocolate más exquisito y otras actividades para dar a conocer el buen hacer de estos pasteleros completan la semana.

Por 5 euros, los interesados pueden adquirir un "pase chocolate" para asistir a degustaciones en los talleres de los artesanos bruselenses que participan en la iniciativa.

Además, hay programadas visitas al museo del cacao y del chocolate y a la chocolatería Zaabr.

Por otra parte, las célebres galerías Saint-Hubert acogerán el jueves por la tarde un homenaje en honor a los chocolateros belgas.

Lamentablemente no se podra saborear el "Tren" pues para protegerlo del calor la locomotora y los vagones fueron cubiertos con una capa de pintura no comestible.


Mariposas...


Hoy viene a ser como la cuarta vez que espero
desde que sé que no vendrás más nunca
he vuelta a ser aquel caudal del aguacero
que hizo casi legal su abrazo a tu cintura
y tu apareces por mi ventana
suave y pequeña, con alas blancas
yo ni respiro para que duermas
y no te vayas.

Qué maneras más curiosas
de recordar tiene uno.
Qué maneras más curiosas
Hoy recuerdo mariposas
que ayer sólo fueron humo
Mariposas, mariposas,
que emergieron de lo oscuro
bailarinas silenciosas.

Tu tiempo es ahora una mariposa
navecita blanca, delgada, nerviosa
Siglos atrás inundaron un segundo
debajo del cielo, encima del mundo

Así eras tú en aquella tarde, divertida
Así eras tú de furibunda compañera
Eras como esos días en que eres la vida
y todo lo que tocas se hace primavera
¡Ay mariposa!, tu eres el alma
de los guerreros que aman y cantan
y eres el nuevo ser que hoy se asoma
por mi garganta.

Qué maneras más curiosas
de recordar tiene uno.
Qué maneras más curiosas
Hoy recuerdo mariposas
que ayer sólo fueron humo
Mariposas, mariposas,
que emergieron de lo oscuro
bailarinas silenciosas.

Tu tiempo es ahora una mariposa
navecita blanca, delgada, nerviosa
Siglos atrás inundaron un segundo
debajo del cielo, encima del mundo


Canción Mariposas del Canta autor Silvio Rodriguez


Cuenta Silvio en una entrevista que: «Para la cultura náhuatl que crecía en el valle de México cuando llegaron los conquistadores (después no creció casi nada), las mariposas simbolizaban el alma de los guerreros que, habiendo caído en combate, regresaban a la tierra de esa forma colorida y hermosa para embellecer la vida de los hombres. En este caso el símbolo esta tomado en el sentido de la añoranza del recuerdo.»


Alineamiento...

Anoche se alinearon varios planetas. Se pusieron de acuerdo para junto a la luna verse al mismo tiempo, a la misma hora y en el mismo lugar a pesar de estar a miles de años luz uno del otro.

Y me pregunto: ¿Porque no podemos hacerlo nosotros?

Como somos expertos en complicarlo todo. Si nos amamos y nos queremos, porque ponemos tantas excusas y tantas barreras. Porque por un simple error o unas pequeñas diferencias decidimos enojarnos y no hablarnos.

Dicen que el amor lo puede todo, entonces ¿porque?

¿O es que no es amor o solo ilusión o quizás un deseo momentáneo? 

Los planetas son tan diferentes y la luna ni planeta es, solo un satélite que deambula alrededor de una tierra que viaja sin parar, y aun así, se alinean y se ponen de acuerdo.

Ayer por la noche se alinearon ellos y pregunto, ¿cuando nos alinearemos nosotros para juntos estar y nunca separarnos?


martes, 27 de noviembre de 2012

Ir y venir...

En estos días de bajas temperaturas y de cielos nublados me siento en un ir y venir de sentimientos que  terminan por afligir mi alma. El día no ayuda y la noche solo me sirve para hacer un "Stop" aunque muchas veces mi mente sigue trabajando y hace que sueñe contigo.

Mi mente, mi corazón y mi alma no coinciden ni coordinan ideas ni sentimientos. Mi corazón late apresuradamente mientras mi mente trata de relajarle. Y mi alma sigue llorando en su interior.

Han sido días que me derrumbo, trato de centrar mi mente en otras muchas cosas y dejo pasar el tiempo. Este año se ha ido rápidamente y no porque el reloj marque el tiempo mas de prisa, sino que mi mente ha estado muy ausente de mi cuerpo, mientras el corazón late y el alma llora.

Amo, eso no lo dudo en ningún momento, pero hay ciertas cosas que me ponen a pensar. Se que ya es hora de decidirme  y lanzarme de una vez, ponerme frente tuyo tomarte de la cintura y nunca, pero nunca soltarte.


jueves, 22 de noviembre de 2012

Riete...

Ríete, ríete de ti mismo, ríete de tus errores, de tus tropiezos. Mira la vida con otros ojos, mírala como un mundo de oportunidades y no uno de tropiezos. Un mundo donde los errores son solo piedras en nuestro camino, piedras que no deberías tratar de patear o tirar sino al contrario, recóge cada una de ella y apílalas una tras otra y una encima de la otra. 

En menos de lo que te des cuenta habrás construido murallas y fortalezas con cada una de esas experiencias y tropiezos que te ayudaran a luchar y a resguardarte de todo lo malo que seguirás encontrando en tu camino.

lunes, 19 de noviembre de 2012

La mentira...


Jenny pensó que sus padres no le darían permiso para irse de fiesta con unos amigos, de manera que les mintió y les dijo que iba al cine con una compañera. Aunque se sintió un poco mal porque no les dijo la verdad, tampoco le dio muchas vueltas al asunto y se dispuso a divertirse.

La pizza estuvo bien y la fiesta genial : al final su amigo Pedro que ya estaba medio borracho, la invito a dar un paseo, pero primero quiso dar una fumadita… Jenny no podía creer que él estuviera fumando eso, pero aún así subió al carro con él.

De repente Pedro comenzó a propasarse. Eso no era lo que Jenny quería del todo.

- “Tal vez mis padres tienen razón” – pensó, 

- “quizás soy muy joven para salir así.

- “¿Cómo pude ser tan tonta?

Por favor, Pedro” - dijo - “llévame a casa, no me quiero quedar...

Molesto, Pedro arrancó el carro y comenzó a conducir a toda velocidad. Jenny, asustada, le rogó que fuera más despacio, pero mientras más ella le suplicaba, más él pisaba el acelerador. De repente, vio un gran resplandor.

Oh, Dios ayúdanos.¡Vamos a chocar!

Ella recibió toda la fuerza del impacto, todo se puso negro.

Semi-inconsciente, sintió que alguien la saco del carro retorcido, y escucho voces:

¡llamen a la ambulancia! Estos jóvenes están en problemas”.

Le pareció oír que había dos carros involucrados en el choque.

Despertó en el hospital viendo caras tristes. “ Estuviste en un choque terrible”, – dijo alguien.

En medio de la confusión se enteró de que Pedro estaba muerto.

A ella misma le dijeron - “Jenny, hacemos todo lo que podemos, pero parece ser que te perderemos a ti también”.

¿Y la gente del otro carro?” – Preguntó Jenny llorando.

También murieron...” - le contestaron.

Jenny oro: “Dios perdóname por lo que he hecho, yo sólo quería una noche de diversión.

Y dirigiendose a una de las enfermeras pidió:

Por favor, dígale a la familia de los que iban en el otro carro que me perdonen que yo quisiera regresarles a sus seres queridos. Dígale a mi mamá y a mi papá que lo siento, porque mentí, y que me siento culpable porque varios hayan muerto.

Por favor enfermera, ¿Les podrá decir esto de mi parte?.

La enfermera se quedó callada, como una estatua. Instantes después, Jenny murió.

Un hombre cuestionó entonces duramente a la enfermera:

¿Porque no hizo lo posible para cumplir la última voluntad de esa niña?

La enfermera miró al hombre con ojos llenos de tristeza, y le dijo:

Porque la gente en el otro carro eran su papá y su mamá que habían salido a buscarla…



martes, 13 de noviembre de 2012

El tren de la vida...

La vida no es un destino, es un camino. Y muchas veces nos enfocamos en llegar al éxito, en encontrar al amor de tu vida y de sobre todo ser felices y no disfrutamos de las flores, del paisaje y de las bellas cosas que en el camino pasamos de largo.

Tomamos el tren sin percatarnos de que aveces nos bajamos de el sin saber que lo que dejamos atrás, atrás se quedara, que ese tren no ha de volver a pasar. Quizás pasen otros trenes mejores pero tienes la misma posibilidad de que sea uno de carga o de segunda clase.

He aprendido a caminar, a seguir adelante, a detenerme a oler las flores, aunque aveces mi pensamiento vuelve atrás y me pregunto que hubiese pasado su no me hubiese bajado de ese tren. Lo he vuelto ver pasar de largo o junto a otra estación  y casualmente cuando he estado montado en otro tren, pero quien puede asegurarme cual es el correcto y el que me llevara a mi destino. 

Nadie dijo que vivir esta vida seria fácil, lo que si se dijo es que valdría la pena... 

Mientras llego a mi destino disfrutare del paseo, de los paisajes, de las flores, de la gente, del clima y sobre todo aprenderé, porque cada estación, cada parada, tiene sus cualidades especiales y lugares para explorar.    




La Reina y el sapo...

Había una vez, en un reino, un castillo y en ese castillo, vivían un Rey y su Reina. Cuando se casaron, habían hecho una fiesta que duró una semana entera, con sus días y sus noches, y el Rey, le había regalado un precioso anillo de bodas. El anillo era especial para la Reina, porque había sido hecho con los metales más preciosos.

Cierto día, la Reina salió de paseo y en un descuido, perdió su anillo. No lo supo hasta que regresó al castillo. Cuando notó su falta, su primera reacción fue: "No pude haberlo perdido. Debe estar en algún sitio. A las Reinas no le pasan estas cosas."

Y así pasó varios días buscándolo por todos lados. Pasada una semana, su incredulidad se tornó en ira. Estaba furiosa con ella misma, con los criados del castillo, con su marido, con su siempre fiel perro, con todo y con todos. Ella, que antes ni siquiera levantaba la voz, ahora iba por ahí enfurecida. El Rey comenzó a preocuparse. A la semana siguiente la Reina iba por el castillo proclamando a los cuatro vientos, que ojalá todo volviera a ser como antes, iba por los jardines soñando como construir una máquina del tiempo, para volver atrás.

Pero por más que intentó y encargó a todos los magos un artilugio para volver al pasado, nada pudo hacerse. Entonces, al comprobar que su pérdida era irreparable, cayó en una profunda depresión. Todos comenzaron a preocuparse al ver a la Reina enfermar así, cambiar su jovial y alegre semblante por la tristeza y melancolía. 

En la época de los castillos no existía la palabra depresión, por lo que el Rey, cuando llamó a la consejero del Rey para pedir ayuda, explicó que su esposa parecía un fantasma en pena, que arrastraba sus pies al caminar, los brazos le colgaban junto al cuerpo cual muñeca de trapo, y parecía ser incluso de menor estatura, ya que deambulaba encobrada y con la cabeza hundida entre los hombros.

El consejero del Rey, le dijo que conocía la solución. Pero que dependía exclusivamente de la Reina. Le pidió que mandara un carruaje a buscarla y que viniera la Reina.

Fueron juntos a un lugar solitario de los jardines de palacio, junto a un estanque donde los sapos croaban alegremente y los cisnes nadaban distraídos. Allí, el consejero del Rey llamó a un sapo, le dijo algo al oído y la Reina abrió un poquito los ojos al tiempo que levantaba un poquito la cabeza. Creyó que el consejero del Rey había enviado al sapo a buscar su anillo. Esta idea le iluminó el rostro levemente. Al poco rato el sapo regresó con una hoja de loto entre sus patas, y una pluma de cisne en su boca. La Reina desilusionada volvió a hundir su cabeza.

Entonces, el consejero del Rey cogió la pluma y con gran amor, escribió sobre la hoja unas palabras. Dobló la hoja y la puso en la mano de la Reina.

Con mucho cariño, le tomó ambas manos con la hoja aún cerrada en ellas y le dijo: "Cuando leas y entiendas lo que dice en esta hoja te curarás. Quédate aquí, hasta comprenderlo." 

Acto seguido, le dio un beso en la frente apartando levemente su corona y se fue caminando despacito hacia su casa.

La Reina abrió la hoja con intriga y leyó:

"El tiempo no vuelve atrás, haz hecho lo que podías y más, acepta la pérdida y te curarás."

La Reina aún estaba confundida, porque esa no era la solución que ella deseaba, pero deseaba volver a sentirse alegre y abierta como era antes.

Sus pensamientos negativos, derrotistas, pesimistas, la había convertido en casi una sombra de lo que era. No tenía nada que perder, así que respiró bien hondo, tiró sus hombros hacia atrás, irguió la cabeza, levantó el mentón, se puso de pie y miró al frente con decisión para decir:

"¡¡Lo acepto!!"

En ese momento, comenzó a ver como brillaba el sol, pudo contemplar otra vez la belleza de los jardines de palacio, las flores le parecieron mucho más bonitas que nunca y lo que es mejor, su mente se llenó de pensamientos positivos:

"Puedo comprarme un anillo nuevo, ese ya estaba rallado y gastado por los años."

"¡Puedo incluso festejar una nueva boda con esa excusa!"

"¡¡¡Y puedo irme otra vez de Luna de Miel con mi Amado Rey!!!"

La Reina, subió de un salto a su carruaje, y le indicó al cochero que la llevara a casa del consejero del Rey. Allí lo encontró, ayudando a otras personas. Esperó a que terminara y cuando el vino a su encuentro, l0 abrazó con dulzura y le dijo: 

"¡Gracias! La Aceptación es mejor que aquello que perdí, porque me ha traído dos regalos nuevos, el Optimismo y los Pensamientos Positivos. ¡¡Te invito a mi nueva boda con mi viejo Rey!!"


lunes, 12 de noviembre de 2012

Duele amar...


Duele amar cuando el lema de la persona elegida es: "Amaré solamente cuando encuentre a alguien que lo merezca", cuando no hay coincidencia, cuando no hay reciprocidad, entonces es cuando duele.

Duele amar cuando sólo te buscan de vez en cuando, cuando no hay tiempo, cuando hay mucho trabajo y muchos pretextos; duele cuando has demostrado, has dado, has entregado, has soñado a cambio de nada.

Dejará de doler cuando las dos personas sean el uno para el otro, cuando uno sea el cauce y el otro el río, uno el origen el otro el destino, uno el campo, el otro la flora, uno la luz y el otro la sombra.


viernes, 9 de noviembre de 2012

Soltar duele...


Soltar duele, duele dejar ir dejando atrás situaciones vividas al lado de seres que amábamos y que fueron nuestra compañía en algún trayecto de nuestra vida. 

Pero hoy comprendo que solo fueron puestas ahí para enseñarnos lo que necesitábamos aprender en ese momento, ni antes ni después. Es importante dejar ir y continuar el camino dándoles las gracias a esas personas por todo lo aprendido juntos a ellas y a causa de ellas.

Soltar nos enseña a crecer y crecer es vivir, y vivir es arriesgarte a vivir lo que venga en tu vida. Es importante tener las puertas abiertas a lo que llegue a nuestras vidas, sin anclarlo, sin amarrarle y crecer, viviendo y aprendiendo juntos de la mano dejando ese espacio de libertad que debe existir en cada uno de nosotros.

He soltado y por eso hoy puedo volver a amar, puedo volver a vivir y puedo darme la oportunidad de ser feliz y compartir mi felicidad con quien este dispuesta a caminar junto a mi y seguir aprendiendo...


martes, 6 de noviembre de 2012

Llovía un diluvio...

Cuando ese día llovía un diluvio sobre mi, creí que sería mi final, pero hoy se que perder un "mal" amor no es un fracaso, sino el triunfo de un fracaso que inocentemente yo no busqué. 

Digo que es un "mal amor", porque uno bueno nunca abandona cuando mas lo necesitas, nunca se rinde y nunca deja de ser. Fue un amor que se convirtió en nada, que cuando necesitaba su calor, sus abrazos, sus besos, se transformo en separación, tristeza y soledad.

Di todo lo que tenía y perdí todo lo que esperaba. Deseaba amor y recibí un adiós  esperaba cariño y encontré desprecio, solo quedaron lágrimas en mis ojos y veneno en mi corazón. 

Pero el tiempo y Dios se encargaron de sanar mi corazón y borrar mis lagrimas. La vida me enseño que cuando creemos que todo se acaba en verdad esta comenzando.

Hoy miro atrás, comparo con el presente y como resultado encuentro que no ha sido tan malo. Todos cometemos errores pero no debemos dejarnos derrotar por ellos si no mas bien aprovecharlos y seguir adelante.

Hoy día el sol sale para mi y me enseña el mas lindo arcoiris, recordándome que la lluvia paso y demostrando que ningún dolor dura por siempre. Dios ha sido bueno conmigo y ya veo a las puertas la recompensa de no haberme dejado derrotar.

El amor no me fallo, pues es de mi familia, mis amigos y mi Dios siempre estuvo presente y el amor, del bueno, no ha dejado de tocar a mi puerta.

Le he dejado entrar, vuelvo a confiar, y mi corazón me dice que ella es lo que esperaba y necesitaba...


martes, 30 de octubre de 2012

El arca de Noé...


Todo lo que yo necesito saber, lo aprendí del Arca de Noé...

No pierdas el barco.

Recuerda que todos estamos en el mismo barco.

Planea por adelantado. No estaba lloviendo cuando Noé construyó el Arca.

Mantén la buena salud. Cuando tengas 600 años, alguien puede pedirte que hagas algo muy grande.

No escuches las críticas ni aquellos que tratan de desalentarte; simplemente sigue con el trabajo que necesita ser hecho.

Construye tu futuro desde una perspectiva alta.

Por razones de seguridad, siempre viaja en pareja y bien acompañado. Escoja bien a tu compañero de viaje o trabajo.

La velocidad no siempre es una ventaja. Los caracoles estaban a bordo junto con los chetas y leopardos.

Cuando estés bajo estres, flota un rato y déjate llevar.

Recuerda, el Arca fue construida por aficionados guiados por la mano de Dios; el Titanic por profesionales.

No importa la tormenta, cuando estás con Dios, siempre hay un arco iris esperándote.




Cajitas de musica...


Las personas se asemejan siempre a las Cajas de Música...

Algunas tienen muchos adornos, pero por dentro están vacías.

Otras no tienen adornos, pero por dentro tienen todo un jardín o están llenas de gemas brillantes.

Otras, cuando las abrimos, nos muestran su interior lleno de recovecos y muchas veces nos perdemos entre sus laberintos. 

Luego, están aquellas cajitas que son transparentes, que las vemos con un solo darles una mirada
y sabemos cómo van a actuar siempre.

Y siempre se me ha ocurrido que las personas son cajas musicales, que sólo las conocemos y amamos
luego de oír la música de su interior.

Porque esa música tiene algo de magia, algo muy hermoso lleno de vida, algo de muy dentro de su alma.

Y es lo que me ha pasado, he sentido la música de sus almas y precisamente por ello, quise enviarles la música de mi alma en esta cajita que les regalo hoy, para los que están y para los que por un algún u otro motivo no están y para los que espero que vuelvan.

"Hemos aprendido a volar como los pájaros, a nadar como los peces, pero no hemos aprendido el arte de vivir juntos, como hermanos..."

Anonimo




jueves, 25 de octubre de 2012

Hay días...

Hay días que no me resisto, que no puedo conmigo mismo. Y me suelo preguntar:

 ¿Dónde está mi energía?¿Donde esta mi pasión? Esa que mueve mi mundo, que me da energías para seguir, para no rendirme. 

Muchas veces siento ese vacío que nos acompaña y que no sabemos por qué lo sentimos,  pero lo sentimos hasta en los huesos.

Sonreímos forzando los músculos de la cara, tratamos de que no se nos note, fingiendo cierta amabilidad, cierta normalidad, pero muchas veces se nos escapa una lagrima y se nos quiebra la sonrisa.

Escuchamos a otros con sus tristezas y problemas, cuando lo que queremos es que nos abracen, pues sientes como si la magia de la vida se haya esfumado y las motivaciones de vivir se desaparecen. Que le falta pasión a todo lo que hacemos, que nos cuesta imaginar mundos perfectos, la vida la sentimos escaparse como el agua entre los dedos y nos sentimos absolutamente solos, aunque estemos rodeados de una multitud que nos empuja. 

Es esa sensación de falta de energía vital, de motivaciones, de amor, de ganas de vivir que muchas veces dan ganas de...

Lo dicho, hay días que no puedo conmigo mismo... pero al menos tengo a alguien a quien recurrir, a Dios...


domingo, 21 de octubre de 2012

Viaje al pasado...

Los que han leído mi blog saben que ha finales de abril de 2010, y luego del divorcio que marco los primeros meses de ese año, decidí salir de la isla que me alojo por espacio de 10 años.

Hace unos días que regrese de mi viaje de vuelta a las Palmas de Gran Canaria. Me reencontré con mis hijos, con viejas y nuevas amistades y con recuerdos, tantos buenos como malos.

Esos recuerdos me hicieron pensar de como hubiese sido todo si hubiese hecho las cosas de otra manera. 

Pensamientos que son inertes pues  que se puede hacer con el pasado que no tiene regreso. Muchas veces me gustaría poder volver al pasado y hacerle cambios, así como el la clásica película de "Return to the Future".

Pero si cambio mi pasado, podría estar arruinando mi futuro. Pues esos cambios, de hacerlos, no me hubieran permitido conocer y reencontrar tanta gente bella en mi camino.

Estos últimos 2 años he vuelto a amar, he vuelto a sentirme como un joven en su primer amor, pues he vuelto a enamorarme, a amanecerme pensando o hablando horas con ella. 

He disfrutado de cosas que jamas había hecho con nadie, ver un atardecer frente al mar, viajar en auto y en tren a través de la costa este de los Estados Unidos, jugar como niños con ella, correr tras del otro por un caramelo, etc.

Dejando que mi mente, mi corazón y mi alma vuelva a vibrar con nuevos deseos, nuevas esperanzas, nuevos sueños. Sentir que me aman y que me necesitan.  

Si hubiese cambiado algo de mi pasado, es verdad, quizás estuviera aun con mis hijos, no me hubiese divorciado, pero, no puedo quejarme del resultado, solo de no tener a mis hijos cerca, de lo demás, ha sido hermosos volver a sentir el viento del mar mientras besas unos dulces labios y abrazas a quien te abrió su corazón en un momento que tu necesitabas que te amaran.

Agua pasada no mueve molino... Gracias vida porque aun tengo la oportunidad de volver a  amar...



Leones...


Dos leones huyeron del jardín zoológico. En la huida cada uno partió con rumbo diferente. Uno fue para la selva y el otro para el centro de la ciudad. Los buscaron por todos lados, y nadie los encontró.

Después de un mes y para sorpresa de todos, volvió el león que había huido para la selva. Regresó flaco, famélico y febril. Fue reconducido a la jaula.

Pasaron ocho meses y nadie se acordó del león que había ido para el centro de la ciudad hasta que un día el león fue recapturado y llevado al zoo. Estaba gordo, sano y desbordante de salud.

Al ponerlos juntos , el león que huyó para la selva le pregunta a su colega:

- ¿Cómo estuviste en la ciudad tanto tiempo, y regresas tan bien de salud? Yo fui a la selva y tuve que regresar porque casi no encontraba qué comer.

El otro león le explicó:

- Me armé de coraje y fui a esconderme a un Organismo Público. Cada día me comía a un funcionario y nadie advertía su ausencia.

- ¿Y por qué regresaste?… ¿se acabaron los funcionarios?.

- Nada de eso. Los funcionarios públicos nunca se acaban. Sucede que cometí un error gravísimo. Ya había comido a un director general, dos superintendentes, cinco adjuntos, tres coordinadores, diez asesores, doce jefes de sección, quince jefes de división, cincuenta secretarias, docenas de funcionarios, y nadie los dio por desaparecidos. Pero el día que me comí al que servía el café… el único que hacia algo !!—


jueves, 18 de octubre de 2012

Miedo...


Tengo miedo, dudas, temor...

Temo al adiós, al rechazo, al olvido, a entregar todo y no recibir nada a cambio, le temo a amar de nuevo.

Pero mi corazón y mi mente me dice a gritos que tu eres la mujer de mi vida, que eres la que siempre he esperado, la que completara el rompecabezas de mi vida. A la verdad, me interesas y mucho. 

Debo ser sincero, al principio no pensé en algo serio, pues te veía lejana, inalcanzable, lo tome como un reto, una conquista, pero cuando te has vuelto una realidad, me he dado cuenta lo mucho que te quiero, que me gustas y ya no lo puedo evitar.

Pienso, sueño, anhelo, hago planes contigo, ha pasado tan rápido que no se como explicarlo.

Mi corazón ha vuelto a abrir las puertas que la soledad y la tristeza habían clausurado. Tú haces que los nervios me ganen, que me sonroje, que me ponga nervioso. Eres hermosa, muy agradable, carismática, preciosa, bella, con carácter.

Pero las dudas vuelven a rodear mi corazón y mi mente cargando carteles que leen "fracaso"...

Y entonces, los miedos regresan y solo pienso...


lunes, 15 de octubre de 2012

Dudas...

Pensé que cuando volviera a ver sus ojos, su pelo, su carita de la cual me enamore, se ve iba a atragantar el corazón  Dude que cuando la volviera a ver después de 2 años y medio de nuestra separación no aguantaría las ganas de abrazarle, de arrodillarme frente a ella y pedirle que volviera a mi, que volviera a ser mi amor, que volviera a ser la mujer por lo que deje todo.

Ella lo fue todo para mi, la conocí cuando menos me lo esperaba y cuando mas lo necesitaba pero casualidad o no, la perdí cuando mas la necesitaba y cuando menos lo esperaba. Estaba en medio de una enfermedad de la cual no pensaba que saldría, de la cual pensaba que no volvería a ser yo, en ese momento, cuando pensaba que me quedaban solo meses, ella me dice que me ama pero que no puede vivir mas conmigo.

Mi mundo se rompió en mil pedazos, comencé a odiarla, a tratar de cambiar el sentimiento de amor que tenia por otro que me ayudara a olvidarla, pero jamas pude, o pensaba que que podría hasta que la volví a ver.

Minutos antes del encuentro las dudas arroparon mi corazón e inundaron mi mente, pensé en mil cosas, pensé que iba a romper las promesas que me hice de no volver a amarla y menos volver con ella. Pero cuando la vi, cuando la vi de nuevo...

Cuando la vi de frente, solo a pasos de mi, no sentí nada, mi corazón continuo latiendo al mismo ritmo, mi respiración era normal, no había ni una gota de sudor por el nerviosismo, pues no lo había, no había nada de nada, todas aquellas dudas desaparecieron y sentí la felicidad que siente un enfermo cuando le dan la noticia de que esta sano.

Estaba sano hace tiempo, pero aun dudaba, aun tenia dudas, pues mi mente le recordaba a mi corazón que ella había sido a quien amaba, pero ya mi corazón no se recordaba de ella, en cambio en ese momento mi corazón le hablo a mi mente y le dijo lo que mil veces le había dicho y que nunca le creyó, mi corazón le dijo, hace rato tengo otra dueña...


Gracias Dios por sanar mis heridas, por sanar mi corazón y por volver a amar sin tener miedo al fracaso...




viernes, 12 de octubre de 2012

Por amor...


Por amor se sufre, se llora, cometemos miles de errores; pero al final, el amor es quien nos ayuda a seguir adelante. Pues por sólo un beso podemos enamorarnos así no conozcamos bien a esa persona, en ese beso encontramos felicidad, amor, seguridad y muchas cosas mas.

Por un beso de amor verdadero podemos esperar mil años, pues en el corazón no sé manda. El corazón nos manda las señales que queremos percibir, es algo mágico, el amor es así.

El verdadero amor comienza cuando se es capaz de admitir que no podrás hacer feliz a la persona que tienes a tu lado, y termina cuando se es capaz de contar todas las estrellas en una noche sin luna.

Hoy decidí darme otra oportunidad de volver a amar, de volver a sentir, de volver a intentar sabiendo que tal vez mañana el amor se vuelva a ir como la última estrella de la noche al llegar el amanecer, pero por ahora, seré feliz y disfrutare el camino, esos instantes en que dejo de respirar, para volver a vivir.

Si el final está próximo a llegar no dejaré que me consuma en un mar de dudas, si mi cuerpo y mi alma anhela la frescura de un amor, la ilusión del primer amor, con los cursillerias de juventud, con esas charlas eternas en las que no decimos nada y donde el tiempo se esfuma. 

El final de la vida se acerca, y no permitiré que el tren de la felicidad y el amor pase de largo sin darme cuenta. Amare sin pensar en las consecuencias, me daré completo nuevamente, aunque de nuevo la soledad me sorprenda, pero ¿si esta vez es la definitiva y no me arriesgo?, por eso no le dejare pasar...

Por amor, solo por eso, me entrego a ti...



   

jueves, 11 de octubre de 2012

Que nunca se termine...


Vi tus ojos brillar, toqué tu suave pelo, tu perfume invadió mi ser.

Nos amarramos con las miradas, veríamos bien o quizás mal, nos reímos a carcajadas, nos divertimos como niños. Nos dejamos llevar por el ambiente que actuaba entre tu y yo. 

Estabas caminando en las nubes y yo en el cielo o mas alto. Me llenaba la alegría, mientras me inundaba la tristeza, pues tenia miedo que podía acabar, llegar el final de lo que sentíamos. Siguieron los abrazos, las caricias, las miradas, hubo seducción, bailaban nuestros labios un baile perfecto.

Sentí tu calor, tu corazón latir, tu alma tocaba la mía, tu espíritu abrazaba todo mi ser, me sentía en el aire, en las nubes, en el cielo...

Abrí una ventana de mi corazón, entro tu amor como una brisa de verano, que refresca y a la misma vez calienta. Y el deseo lleno mi cuerpo, mis venas, mi ser, y supe que te amaba 

Deseaba no ver el final mientras tus labios rozaban los míos, hermosos ojos, deliciosos labios, sin esperarlo, sin distracción, sin tiempo que contar, nos besamos y mordistes mis labios sin lastimarme, me llenaste de ti, de tu perfume, de tu sabor.

Solo espero que esto nunca se termine.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...