jueves, 25 de octubre de 2012

Hay días...

Hay días que no me resisto, que no puedo conmigo mismo. Y me suelo preguntar:

 ¿Dónde está mi energía?¿Donde esta mi pasión? Esa que mueve mi mundo, que me da energías para seguir, para no rendirme. 

Muchas veces siento ese vacío que nos acompaña y que no sabemos por qué lo sentimos,  pero lo sentimos hasta en los huesos.

Sonreímos forzando los músculos de la cara, tratamos de que no se nos note, fingiendo cierta amabilidad, cierta normalidad, pero muchas veces se nos escapa una lagrima y se nos quiebra la sonrisa.

Escuchamos a otros con sus tristezas y problemas, cuando lo que queremos es que nos abracen, pues sientes como si la magia de la vida se haya esfumado y las motivaciones de vivir se desaparecen. Que le falta pasión a todo lo que hacemos, que nos cuesta imaginar mundos perfectos, la vida la sentimos escaparse como el agua entre los dedos y nos sentimos absolutamente solos, aunque estemos rodeados de una multitud que nos empuja. 

Es esa sensación de falta de energía vital, de motivaciones, de amor, de ganas de vivir que muchas veces dan ganas de...

Lo dicho, hay días que no puedo conmigo mismo... pero al menos tengo a alguien a quien recurrir, a Dios...


2 comentarios:

Anónimo dijo...

O.o :(, te amoooooooooo lo sabes?

Yadhira Herrera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...