martes, 15 de diciembre de 2009

Cuando se dice Adios ...


Creí que íbamos a vivir toda la vida juntos, o quizás toda la eternidad, pero el adiós se asentó en mis labios y en los suyos. Un adiós que dejo escapar los besos y las caricias que fueron rechazados un día.

No se si sabrás lo que es decir adiós, esta palabra de 5 letras dice mucho, adiós es decir ya no verse ni mirarse mas, vivir alejados el uno del otro, reír o llorar de cosas diferentes. Adiós es separase de aquello que algún día unías a tu carne, a tu piel como un tatuaje, del que nunca podrías separarte. Pensábamos en hacer tantas cosas juntos, pero ahora tendremos otros atardeceres, otros horizontes, otros sueños y deseos.

La mismas estrellas, el sol o la misma luna ya no nos alumbraran, el viento soplara sobre su cabello y no lo sentiré en mi cuerpo. Te mojaras bajo un aguacero mientras yo permaneceré seco.


Y aunque sabes en tu corazón y en tu mente que la amas, te ves obligado a decirle ¨adios¨ mientras tu corazón te aprieta para que pienses que es un hasta pronto, hasta mañana o quizás hasta luego. Me veo llevado a decir adiós, aunque mi corazón alza la voz diciendo que no le dejes, que no te vayas, pero no, no puedes detenerte a caminar juntos, sino debes decir de una vez adiós porque así ella lo quiso.

Decir adiós no es fácil, es doloroso, aunque sea un adiós por varios días o semanas con fecha de caducidad, de retorno. Terminar con alguien que amas es como decir adiós queriendo decir ¨nos vemos mañana¨. Ese día ya no será mañana, ni pasado mañana, ese día nunca llegara, pero siempre anhelas que llegue.

Cuando ya no duela la falta del otro, cuando te acostumbres a no tenerla a tu lado, cuando ya no te haga falta, será entonces y solo entonces cuando al fin podrás decirle adiós, mientras tanto seria un hasta luego. Porque cuando unos sigue amando y el amor no se a acabado deja un espacio vació que solo podría llenarse con soledad y tristeza, pues no se podría llenar con otro amor. Siempre ella estará presente en tu corazón y en tu mente ocupando ese lugar.

Quedarse como amigos seria un error, pues los amigos nunca se dirían adiós hasta nunca, separados y sin mirarse no podrían ser amigos, siempre se harían falta el uno al otro, mientras se ame, o hayan heridas abiertas, o se levante en tu mente pensamientos de lo que pudo ser y no fue, no se podría pensar en una amistad, ya que seria un problema añadido para recuperarte de este fracaso y comenzar una nueva vida.

Cuando uno dice adiós, lo que nos queda es tratar de cerrar la puerta de ese espacio que quedo vació, desacerté de los sueños rotos, guardar aquellos que sobrevivieron al terremoto de su amor. Aprendiendo en la soledad a  enfrentar tus miedos, tus fantasmas, tus errores para no volver a repetirlos y guardar la hoja de ruta realizada para cuando se vuelva a repetir saber como afrontar un siguiente adiós.

Cuando los enamorados deben decirse adiós, siempre queda ese vació de no querer separarse, al menos cuando sientes haber amado de verdad o si aún sientes estarlo.

Si la relación termino, hay que afrontarlo, y desgraciadamente no hay una píldora que te ayude a olvidarla. Desearíamos entrar en coma y despertar unos años después cuando ya todo haya pasado. Pero de ser así seguiría amándola, entonces ¿Que me queda?

Me quedara saber al menos que ame y fui amado, que el sol se poso en mi cara y en mi piel. Que el viento movió mis cabellos, cuando los tenia, que el mar mojo mis pies y que fui feliz con ella mientras construía castillos en el aire. Volé como los aves al viento, porque cuando uno esta enamorado siente que vuela, que tiene menos peso, sueña despierto, y solo piensa en estar con el amor de tu vida.

En medio de la soledad que me espera, y después de llegar a olvidarla, solo me quedara el sabor de una buena batalla en la que di más de lo que nunca imagine, aunque perdí. Ya llegaran otras nuevas batallas y en alguna estaré seguro que saldré triunfante, será cuestión de intentarlo hasta que el corazón no de un latido mas.


P.D. Si algún dia ella llegara a pasar sus hermosos ojos sobre estas lineas, solo decirle que cuando escribi esto la amaba con todo mi corazón y que quizas al dia de hoy la sigo amando. Sera dificil echarla de mi corazón, y quizas no lo logre nunca, solo espero que ella encuentre la felicidad y vuelva a ser dichosa.

5 comentarios:

Arwen dijo...

Te comprendo. Es muy doloroso, sí, es cierto. No sé tu caso, y ahora no quieres escuchar que te recuperarás, pero aquí tienes a una amiga.
Ya sabes que pinchando te lleva a mi blog. Allí está mi correo.
Si quieres desahogarte o hablar conmigo de este tema u otro...., te apoyo igualmente.
No te preocupes. Habrá alguien que te valore un día. Suerte.

Adriana Gutiérrez dijo...

Wow, yo llevo un par de meses tratando de decir Adios, algo deprimida aveces solar otras con un ya no puedo mas en el corazon, al leer tu escrito visulice en imagen muchas de las palabra y de los momentos, cuan dificil es decir adios para siempre

Annellise dijo...

Será que lo verdaderamente doloroso es escuchar un "adios" de los labios del ser que amamos, sobretodo si entendemos que aún quedan luchas que librar y oportunidades de victorias seguras. Cuando escuchamos un
"adios" de aquella persona a quien queremos decir: "porque sé que te amo estoy dispuesto a luchar por ti", nos queda un gran vacio en el alma. Y es en este momento en que ese "adios" que nos reclaman para dar punto final a la relación se nos hace imposible de decir. Porque una despedida nos pesa, nos oprime el alma, nos deja sin aliento. Con la despedida quedan truncas nuestras metas, nuestros proyectos de vida, los planes de futuro.... Pero solo nos queda el reconocimiento de que dimos lo que estuvo en nuestros corazones, que luchamos hasta el final, que la desición no fue nuestra, que la escogieron por nosotros. Al final siempre nos quedará continuar nuestro camino, con el firme convencimiento que la gran y decisiva batalla se librará en un nuevo día ya sea con aquel a quien amamos en nuestro presente, o conquien el divino creador ponga en nuestro futuro...

Unknown dijo...

Hola a todos!!
El ADIOS, que a mi me ha llegado,ha sido por medio de un wassap. A mis 55 años, jamás pensé que ese AMOR,el gran amor de mi vida,me dijera ADIOS definitivamente ni por este medio ni por ningún otro.
El dolor es tremendo,su ausencia duele más que cualquier otra cosa. En estos momentos,ando perdida, ausente, como si nada ni nadie tuviera sentidoe apenas un mes que él cedió decir ADIOS y aún hoy, no lo puedo creer y sigo asomándome por la ventana esperando que llegue del trabajo, escucho mi ascensor,y corro hacia la puerta para recibirlo como he hecho siempre,con un beso y...cada día es peor
Sé que el tiempo lo cura todo pero este tiempo hoy está parado,en silencio y duele,duele tanto, que mi alma está rota en mil pedazos

Rafa Hernandez dijo...

Hola.. Como te ha ido con ese Adios... yo apenas empiezo ese camino... llevo un mes... puedes compartirme un poco de tu camino? Gracias
Saludos
Rafa
rghm@hotmail.com

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...